ACADEMIA NACIONAL DE MEDICINA DE COLOMBIA

¿ESTAMOS VIENDO EL FIN DE LAS REVISTAS MÉDICAS?

Visto: 916

La revista Circulation Cardiovascular Quality and Outcomes  publicó un artículo en el que se plantea esta pregunta.

La combinación de Internet y smartphone está cambiando absolutamente todo lo que toca. Y es de suponer que la forma en la que tenemos acceso a la información en medicina también va a cambiar de forma radical. El Dr. Harlan M Krumholz, editor de dicha revista, acaba de publicar un editorial más que interesante en el que expone las 9 grandes deficiencias de las revistas médicas que en su opinion hacen pensar que el modelo puede estar viendo su final. Las personas que tengan interés en el artículo original  pueden hacerlo con solo un clic a la página web de la revista donde el artículo está disponible de forma gratuita.

Los problemas de las revistas médicas

1. Son demasiado lentas. El proceso de publicación, entre envío, revisiones, pitos y flautas se va a varios meses. Más todavía si te rechazan el artículo y lo intentas en otra revista. Y esto retrasa la transmisión del conocimiento científico.

2. Son demasiado caras (las que no son de Open Access). La estructura necesaria para mantener una revista es costosa. En muchas revistas los autores deben pagar para poder publicar. Y para el público en general el precio de las suscripciones está ya en el rango de lo prohibitivo. Por poner un ejemplo, un año de Circulation cuesta a dia de hoy 615 dólares. Esta es toda una barrera de acceso. Y muy probablemente el acceso a la información médica se empiece a ver más como un derecho que como un producto de consumo.

3. El formato de publicación está demasiado limitado. Publicar un artículo, por bueno que sea, obliga a seguir las reglas de la revista y a limitar el texto a 3000-5000 palabras. Cuando quieres publicar algo bueno tienes que resumir un montón. Y hay mucha información importante que no puedes publicar.

4. El funcionamiento es impredecible. El proceso por el que las revistas revisan y seleccionan los artículos no es transparente. Y es dificil entender por qué un artículo no entra en una revista y sí en otra de similar categoría.

5. Están demasiado centradas en el dichoso factor de impacto. Que es una métrica estupenda pero no el objetivo principal . El factor de impacto depende del numero de citas que un artículo tenga en otros artículos o revistas y se ha convertido en el centro de un sistema con muchos vicios. De tal manera que muchas revistas centran su política en potenciar aquello que mejora el factor de impacto, que no siempre es equivalente a potenciar el conocimiento científico.

6. Algunas revistas son demasiado poderosas. La elección de determinados artículos puede potenciar la carrera científica de un profesional. O las ventas de un producto farmacéutico. Y esto puede influenciar demasiado la forma en la que se transmite el conocimiento.

7. Pueden ser demasiado caseras, es decir, tener preferencias basadas en el lugar de origen de una publicación.

8. La información publicada es estática. Un artículo es algo inmóvil, sin posibilidades de interactuar con la audiencia o de evolucionar con las opiniones de los lectores.

9. Tienen su propio modelo económico. Muchas revistas cobran por la publicidad. Algunas, una cantidad importante. Todas someten al tercer grado a los autores para que declaren cualquier conflicto de intereses pero ninguna reconoce que puede tener sus propios conflictos de intereses en base a sus propias relaciones comerciales.