ACADEMIA NACIONAL DE MEDICINA DE COLOMBIA

ACADÉMICOS PROMINENTES EN LA HISTORIA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL

Visto: 83

Con motivo del sesquicentenario de la Universidad Nacional de Colombia, la más grande e importante del país, la Universidad sacó un suplemento en asocio con la revista SEMANA. Aunque es un enfoque histórico y actual global, menciona en varios artículos a la Academia Nacional de Medicina y a algunos de sus más importantes académicos. Fue la cuna de grandes asociaciones científicas colombianas como la Academia de Medicina, la de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, la de Jurisprudencia y la de Ciencias Económicas. También el Instituto Nacional de Salud.

De la de Medicina dice: "En 1873, aparece la Sociedad de Medicina y Ciencias Naturales de la mano de los doctores Manuel Plata Azuero, Nicolás Osorio, Evaristo García, Leoncio Barreto y Abraham Aparicio, con el objetivo de fomentar “el estudio y adelanto de las ciencias médicas y naturales, así como también el de dar solidaridad al cuerpo médico y unidad al ejercicio de la profesión”. Esta institución se transformó en 1890 en la actual Academia Nacional de Medicina".

Entre los diversos artículos saca una destacada entrevista al académico José Félix Patiño donde él dice que "la gente no conoce a la Universidad Nacional". Los académicos de medicina nombrados en el suplemento son:

  • Manuel Plata Azuero (Profesor de terapéutica, fundador y primer presidente de la Sociedad de Medicina y Ciencias Naturales, precursora de la Academia Nacional de Medicina de Colombia.
  • Rafael Zerda Bayón Ingeniero Químico que concentró su trabajo en productos como quina, tabaco, ácidos e incluso alcaloides por los que obtuvo patentes en busca siempre de ampliar la frontera del conocimiento.(1880)
  • Roberto Franco, especialista enenfermedades tropicales, descubridor del ciclo urbano de la fiebre amarilla. Una estación en Villavicencio lleva su nombre.
  • Salomón Hakim Dow, neurocirujano, descubridor de la válvula que  lleva su nombre.(1966). Hakim, médico de la Universidad Nacional, desarrolló una válvula que regula el drenaje del líquido cefalorraquídeo, esto ayudó al tratamiento de la hidrocefalia.
  • Manuel Elkin Patarroyo, descubierto de la vacuna sintética contra la malaria, con una efectividad entre el 40 y 60 por ciento, y desde entonces ha trabajado en desarrollar una fórmula que llegue al 100 por ciento.
  • José Félix Patiño, cirujano, pensador, ex rector de la Unal, ex ministro de Salud.
  • Enrique Carvajal Arjona y Fernando Rivas, realizaron el primer transplante renal del país.
  • Oswaldo Borráez (en trámite). (1984) quién se ideó la Bolsa Borráez o Bolsa de Bogotá, Técnica creada por el cirujano Oswaldo Borráez para cerrar el abdomen con una bolsa de plástico de los pacientes afectados por traumas o sepsis. En Colombia es reconocido como uno de los 10 inventos más importantes del último siglo
  • El académico Fernando Sánchez Torres, Profesor de Ginecología, fue también rector de la Unal.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    De la Reforma Patiño, dice: Con el final de la dictadura del general Gustavo Rojas Pinilla comenzó una nueva etapa en la historia de la Universidad. En medio de la convulsión política y social del Frente Nacional, el médico José Félix Patiño puso en marcha una reforma considerada por los historiadores como la más importante de la historia de la institución. Coincidiendo con los planteamientos de José Ingenieros y a partir de la experiencia que tuvo en su época de estudiante en la Universidad de Yale (Estados Unidos), la Reforma Patiño implantó, a través de los estudios generales, un modelo de educación humanista y universalista basado en que el estudiante no solo iba a la Universidad a convertirse en profesional, sino a formarse como ciudadano. De esta manera centralizó los distintos departamentos en tres grandes Facultades: Ciencias, Ciencias Humanas y Artes. Además Patiño dio las primeras puntadas para encaminar a la Nacional por el camino de la investigación. Entre otros puntos, el médico fortaleció la autonomía y el bienestar universitarios. Para él, este último punto era vital en la vida de los estudiantes: “Si los jóvenes no comen y duermen bien, no podrán rendir y tarde o temprano desertarán”, dijo en una ocasión. Por eso llevó a cabo un plan de obras que incluyó la construcción de residencias universitarias, de una cafetería, del auditorio León de Greiff y de la Biblioteca Central. Las construcciones fueron financiadas por la Fundación Rockefeller y otras instituciones estadounidenses, razón por la que profesores y estudiantes de izquierda consideraron al rector agente de la CIA e imperialista. Aunque algunas partes de la Reforma Patiño ya no rigen, su legado de una Universidad humanista, universalista y enfocada en la investigación y formación de ciudadanos aún se mantiene.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                          La historia del Instituto Nacional de Salud se remonta a 1917 cuando el médico egresado de la Universidad Nacional Bernardo Samper Sordo y su colega Jorge Martínez Santamaría fundaron el Laboratorio Samper Martínez, con el objetivo de estudiar las principales infecciones que aquejaban la salud de los colombianos, entre ellas la difteria y la rabia. En 1926, el Estado compró el laboratorio y lo convirtió en el Laboratorio Nacional de Higiene. Tras fusionarse con el Instituto Carlos Finlay para el estudio de la fiebre amarilla, los laboratorios estatales para la producción de BCG (vacuna antituberculosa) y de higiene industrial y de control de productos farmacológicos, en 1968 comenzó a llamarse Instituto Nacional de Salud Samper-Martínez. Durante estos 100 años, el Instituto Nacional de Salud pasó de ser un laboratorio altruista, creado por un médico de la Universidad Nacional, a convertirse en una entidad que, además de producir insumos médicos, vigila la salud pública del país. A pesar de ser independiente de la Universidad Nacional, ambas instituciones han mantenido lazos tan estrechos, que varios de sus directores han sido reconocidos investigadores de la Nacional, como el bioquímico Moisés Wasserman.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         Tiene un Museo de Historia de la Medicina, con 6 colecciones que lo conforman, incluidas las del Hospital San Juan de Dios. En Bogotá también hay otros museos de medicina, como el de la Academia, el del Instituto Nacional de Salud, el del Hospital San José, y el de la Casa del Marquéz de San Jorge. Allí se encuentran las Planchas de anatomía Francesco Antommarchi. 1984 fue el año en el que se encontraron, en los sótanos de la Universidad, estas láminas litográficas pertenecientes al médico de Napoleón, de las cuales solo existen tres juegos en el mundo.